Evite una consola Xbox 360 rota manteniendo su sistema fresco

Un día, en medio de mi juego de Rock Band 2, sucedió. El anillo rojo de la muerte había golpeado mi Xbox 360. Estaba totalmente conmocionado por lo que acababa de suceder y me quedé congelado, completamente frustrado. Escuché a mis amigos decir que les había pasado a ellos antes pero, por supuesto, nunca pensé que me pasaría a mí. Espero que no le vuelva a pasar a nadie más, así que quiero compartir algunos consejos sobre cómo evitar el anillo rojo de la muerte en su Xbox 360.

Lo primero que debe hacer es verificar el calor alrededor de su consola. La Xbox 360 produce mucho calor, y esta es una de las principales causas de los problemas de bloqueo que ocurren. Si mantiene su consola en un centro de entretenimiento, asegúrese de que tenga la ventilación adecuada. Además, no debe apilar sus dispositivos electrónicos porque el calor generado por el reproductor de DVD, por ejemplo, puede hacer que su Xbox 360 se sobrecaliente.

Si su consola aún sufre el problema de los tres anillos, pruebe estos consejos adicionales antes de enviarla a reparar. Apague todo y deje que se enfríe. Luego, desconecte todos sus controladores y periféricos adicionales, y espere unos minutos más antes de volver a conectar solo lo mínimo que su Xbox 360 necesita para funcionar. Finalmente, vuelva a encender todo y, con suerte, el problema no continuará.

Espero que estos consejos ayuden a evitar que su Xbox 360 reciba el anillo rojo de la muerte, porque los tiempos de reparación pueden ser largos. ¡Traten de mantener su consola fresca, todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba